¿Qué es la transformación digital?

Con todo el cambio que estamos viendo en los últimos tiempos vemos como la tecnología e internet están presentes en nuestro día a día, tanto a nivel personal como profesional.

La pandemia de la COVID-19 ha acelerado el proceso de digitalización y la transformación digital ha afectado a todo el mundo.

Desde Ibercenter sabemos que este tema es muy amplio, por eso hemos decidido hacer este artículo, para poder explicaros en detalle todo lo que debéis saber sobre la transformación digital.

¿Qué es la transformación digital?

La transformación digital se puede definir como la integración de las nuevas tecnologías dentro de las áreas de la empresa, con el objetivo de cambiar la forma en la que funciona. Con todo esto se trata de optimizar los procesos, mejorando la competitividad y ofreciendo un nuevo valor añadido a los clientes.

Además del cambio que se produce gracias a las nuevas herramientas, la transformación digital implica un cambio en la mentalidad de los directivos y los empleados de las organizaciones. 

Claves de la transformación digital

A la hora de emprender la transformación digital dentro de la empresa hay que tener en cuenta los siguientes aspectos clave:

  • Disponer de un liderazgo convencido: La transformación digital está ligada a los objetivos del negocio, por lo que debe partir de la dirección y que se implique a toda la empresa. Es necesario que la dirección asuma todas las iniciativas que realizan los empleados y los departamentos. 
  • Cambiar la mentalidad: Cuando se inicia el proceso de cambiar y digitalizar a la empresa, debemos tener en cuenta la reflexión que se debe hacer, y es que muchas veces si no se cambia la mentalidad no es posible el cambio. Hay que hacer una gestión del riesgo adecuada y que esa tecnología nos ayude a implementar cambios de manera más rápida y con costes reducidos.
  • Mejora la experiencia del cliente: Además, hay que tener en cuenta que el cliente se debe convertir en el centro de todo, siendo competitivos dentro del entorno sumándole a todo esto que los usuarios son más exigentes. Por todo esto, cuando se realiza un cambio de digitalización hay que tener en cuenta si esas mejoras van a favorecer la experiencia del cliente. 
  • Incorporación del Big Data: La gestión de datos es uno de los grandes aspectos dentro de la digitalización, y es que gracias a las nuevas tecnologías podemos tener más información sobre los clientes reales y potenciales. Como son muchos los datos a los que tenemos acceso, es importante gestionar bien esto, siendo una de las principales claves de la transformación digital.
  • Formar a los empleados: Es inteligente invertir en formación en empleados actuales para integrarlos en la transformación digital. Cuando se quiere desarrollar un plan de formación digital, podemos encontrar todas las nuevas soluciones como los MOOC (cursos online masivos y abiertos) o la gamificación, que permite un nuevo diseño más atractivo y adictivo a las lecciones. 
  • Fomentar el teletrabajo: Cuando se inicia la digitalización es un proceso de cambio donde los empleados deben cambiar la mentalidad y la forma en la que trabajan. Sin embargo, las ventajas son numerosas. El cambio digital permite el teletrabajo y los horarios flexibles, de manera que los trabajadores pueden conciliar de manera más adecuada su vida personal y la profesional.
  • Pensar en términos de mejora continua: La digitalización es un proceso abierto, donde las nuevas herramientas se incluyen de manera continua. Hay que estar constantemente planteándonos lo que hacemos, por qué lo hacemos y cómo podemos mejorarlo, logrando así encaminarnos hacia un camino donde los clientes queden satisfechos y mejoremos los resultados del negocio.

Ventajas de la transformación digital

La transformación digital es una oportunidad para la empresa porque permite incluir diferentes técnicas y formas, dando lugar a nuevas habilidades. Las ventajas que podemos encontrar con esta transformación son:

  • Crea nuevas experiencias al cliente.
  • Mejora la eficiencia operativa.
  • Genera nuevas fuentes de ingreso.
  • Dispone de una capacidad de respuesta rápida ante los cambios en el mercado.
  • Crea una ventaja competitiva para la organización.
  • Impulsa la cultura de la innovación dentro de la organización.
  • Mejora la colaboración interna.
  • Profundiza en el análisis de datos.

Con todo esto podemos entender los buenos resultados que tiene el negocio en su relación con las tecnologías. La experiencia del cliente es importante, y esta debe prevalecer ante los valores tradicionales.

Para poder lograr todo esto es necesario que haya actitudes que estén dispuestas al cambio y a la adaptación, saliendo así de la zona de confort. 

La transformación digital es un hecho que cada vez está más presente en las empresas y es que es una oportunidad muy buena para dar el paso y mejorar las técnicas y habilidades de la empresa. Los empleados y todo el equipo deben estar preparado para hacer estos cambios, conociendo las ventajas que puede obtener y sirviendo, así, como una fuente de motivación para conseguir dichos objetivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio
Call Now Button