Lo que debes saber sobre las estructuras organizativas

¿Qué son las estructuras organizativas?

Las estructuras organizativas son aquellas estructuras del sistema jerárquico dentro de una organización que ayudan a concretar funciones o tareas de los miembros de una empresa, estableciendo también una relación entre ellos.

Tienen mucha relación con la cultura empresarial y el estilo de liderazgo. Hay que indicar que no existe una estructura organizativa mejor que otra, simplemente cada una es diferente y se adapta a los objetivos de la empresa, el tipo de sector, etc..

Ibercenter estructuras organizativas

Características de las estructuras organizativas

Lo primero que hay que tener claro a la hora de determinar las características de las estructuras organizativas es que estas tengan una base representativa en constante evolución, coordinada y con protocolos estandarizados. Además de esto, deben estar especializadas por departamentos y siguiendo una estrategia común.

Esta estructura puede ser centralizada o descentralizada, dependiendo de los altos cargos y de los equipos de los departamentos que deben tomar las decisiones principales.

También hay que tener en cuenta el entorno de la compañía, las herramientas de las que dispone y los recursos, que pueden llegar a influir en el modelo organizacional. Finalmente, estas estructuras dependerán también de la visión, misión y los valores de la organización. 

Elementos clave de la estructura organizacional

En toda estructura organizacional hay presencia de unos componentes que son fundamentales.

Cadena de mando

Esta consiste en una línea de autoridad que fluye desde la más alta dirección hasta los puestos más bajos. En esta cadena se define a quien hay que dirigirse según el tema que haya que tratar.

En este aspecto es interesante tener una plataforma en la que haya una cadena de mando y que ayude a mejorar las comunicaciones internas. Hay softwares que ayudan a hacer organigramas empresariales que gestionan la carga laboral y las tareas que se supervisan.

La estructura de la cadena de mando se caracteriza por:

  • Ápice estratégico.
  • Línea media.
  • Núcleo operativo.
  • Tecnoestructura.
  • Staff de apoyo.

Nivel de centralización

El hecho de que la organización esté centralizada o descentralizada es lo que hará que influya en la velocidad de la toma de decisiones.  Esto también afectará en el impacto sobre una percepción más o menos democrática en la manera en la que se actúa.

Margen de control

Este elemento se ve influenciado por el tamaño de la compañía y el nivel de centralización. Cuanto más empleados haya controlado el mando directivo, mayor será el margen de control.

Grado de especialización

Las tareas se distribuyen en diferentes niveles, por eso los empleados que cuenten con una alta especialización serán los más expertos del campo y los más productivos.

Cuando el grado de especialización es menor, la plantilla es más flexible y versátil. Lo ideal en todo esto es encontrar la opción más adecuada para la actividad de la empresa, donde haya un equilibrio.

Formalidad estructural

El grado de formalidad de la estructura influye en la organización, es interesante tener un compromiso entre rigidez y libertad, donde se pueda trabajar con procesos rápidos sin tener que eliminar las relaciones entre los trabajadores.

Formación de departamentos

Las actividades de una organización se dividen en departamentos, por eso a la hora de crear el modelo hay que analizar la necesidad de departamentalizar de manera rígida o flexible. 

Las estructuras rígidas alcanzan un mayor nivel de especialización mientras que las flexibles incentivan colaboración entre los departamentos.

Tipos de estructuras organizativas

Podemos encontrar diferentes tipos de estructuras organizativas según el número de integrantes, la naturaleza del servicio, el modelo directivo…

Estructura organizativa funcional

El objetivo de esta es cubrir las necesidades de los distintos niveles jerárquicos. Aquí tiene mucha importancia la especialización y el trabajo enfocado a objetivos concretos. Esto no hace que los integrantes del equipo no reciban órdenes de los jefes o encargados. 

Hay que potenciar la especialización de cada trabajador, desarrollando las cualidades y habilidades, logrando también, en cierta medida, tener una mayor motivación, mejorando la comunicación directa y ágil.

Estructura organizativa jerárquica

Se emplea en las grandes empresas, creando pequeñas dependencias donde se supervisan por uno o varios cargos superiores. 

Es muy beneficiosa para aquellas unidades que carecen de mando, pero hay que tener cuidado de no empelar una excesiva autoridad. También se conoce como estructura piramidal, donde el poder de decisión de cada trabajador es máximo. 

Estructura organizativa lineal

En esta estructura vemos como se combinan las relaciones de autoridad directa con el asesoramiento que ejercen los agentes externos de la empresa.

Los asesores cumplen con las necesidades que la compañía no puede cubrir por sí misma, donde la autoridad nunca se ve perjudicada y las actividades hay que optimizarlas en tiempos y recursos.

Hay que tener cierto cuidado porque puede volverse inflexible y rígida, ya que en los entornos dinámicos pueden ser más productivos en el seno de una empresa.

Estructura organizativa matricial

Aquí podemos ver como los recursos y los materiales se ven agrupados para las tareas específicas y proyectos. 

Los integrantes del grupo pueden pertenecer o no a la organización, teniendo dos jefes, el general y otro que actúa como responsable de la labor específica.  Dentro de esta estructura podemos encontrar dos tipos distributivos:

  • Distribución vertical: cada departamento se dedica a una función.
  • Distribución horizontal: se integra un proyecto con trabajadores de diferentes departamentos.

Estructura organizativa por división

Esta empresa se organiza en torno a tres elementos clave que son, líneas de productos, tipos de clientes y zona geográfica.

  • Estructura por productos: esta se divide en grupos, y cada uno se encarga de un producto específico.
  • Estructura por zona geográfica: son compañías divididas por grandes cadenas organizacionales. Los directivos son los que se encargan de cada área.
  • Estructura por clientes: se adapta a las necesidades de resolución de necesidades según los clientes, teniendo una mayor especialización para resolver problemas.

Algunos ejemplos de estructuras organizativas en empresas 

Para explicar de manera real las estructuras organizativas que hemos ido viendo a lo largo del artículo, veremos algunos casos de empresas reales:

Amazon

La empresa Amazon divide a su plantilla en 12 niveles de estructura organizacional. Aquí Jeff Bezos es el que tiene el nivel más alto, y el resto de los puestos parten desde el nivel 1, el de los repartidores y empaquetadores.

Se otorgan diferentes identificaciones con diferentes colores según la antigüedad del empleado. Todos empiezan con el color azul y cada cinco años avanzan hacia el amarillo, el rojo, el morado y el plateado. 

Google

En el caso de Google, esta se organiza a partir de Alphabet Inc., una empresa creada en 2015 que engloba todos sus negocios en una estructura de empresa basada en los conglomerados de filiales.

Google es tan solo una de las 26 empresas subsidiarias, donde se comparte CEO.

En 2017 esta empresa se deshizo en 8 divisiones de productos que competían por los mismos recursos. Ahora mismo tiene la mitad y busca tener más libertad para los ingenieros creativos.

Microsoft

En 2017 esta empresa se deshizo en 8 divisiones de productos que competían por los mismos recursos. Ahora mismo tiene la mitad y busca tener más libertad para los ingenieros creativos.

Centro de Negocios Ibercenterhttps://ibercenter.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Call Now Button