Oficinas flexibles

Oficinas Flexibles, la nueva tendencia tras la Pandemia

La llegada de la pandemia de Covid-19 ha modificado muchos aspectos importantes de nuestra vida, como son los espacios de trabajo. Así, ha surgido una alternativa híbrida a las oficinas tradicionales, conocidas como oficinas flexibles o Flex Office.

¿Qué son las oficinas flexibles?

Las oficinas flexibles son espacios de trabajo que, como su propio nombre indica, ofrecen flexibilidad en cuanto a la ubicación, el tamaño, los servicios, el mobiliario y el tiempo de contratación. 

Ejemplos de oficinas flexibles pueden ser espacios de coworking, oficinas o despachos de uso por horas o días de la semana e, incluso, oficinas virtuales combinadas con el uso puntual de las instalaciones. El objetivo es que el espacio se adapte a tu forma de trabajar. 

Se trata de una de las mejores opciones de alquiler de oficinas para empresas con trabajadores en situación de semipresencialidad, ya que solo pagas por el uso y el espacio que realmente necesitas. 

Las Oficinas Flexibles son espacios de trabajo que se caracterizan por la flexibilidad en tamaño o tiempo de contratación

Las oficinas flexibles buscan la máxima comodidad para los trabajadores, consiguiendo así que sean más productivos para sus compañías. Son espacios a medida por el tiempo que necesites.

Por ejemplo, si estás comenzando a trabajar como freelance, las oficinas virtuales pueden ser una opción excelente para contar con un domicilio de prestigio y reunirte con tus clientes y/o proveedores sin tener que pagar un espacio físico de forma mensual, sino solo las horas que realmente lo necesites.

Si eres una empresa que amplía plantilla en períodos estacionales, tienes opción de alquilar una oficina solo por un tiempo determinado.

Así, las oficinas flexibles te ofrecen las siguientes ventajas frente al alquiler convencional: 

1. Flexibilidad en la contratación

Las empresas eligen el espacio que necesitan en cada momento, los centros de oficinas se adaptan a las cambiantes condiciones provocadas por la Covid-19.

Pero no solo por el coronavirus. También se adaptan a las diferentes fases de crecimiento de una empresa. Por ejemplo, puedes ser un autónomo que comienza alquilando oficinas virtuales y ubicando su sede en el centro de una gran ciudad, mejorando la imagen de su negocio mientras teletrabaja.

El negocio crece y contratas personal, por lo que, el siguiente paso puede ser contratar algún puesto en los espacios de coworking; para terminar por alquilar una oficina por un tiempo indeterminado si continúa el crecimiento de tu negocio y, en consecuencia, de tu personal.

La flexibilidad en la contratación te brinda la oportunidad de cambiar en el momento que necesites.

2. Flexibilidad en el tamaño de las oficinas

Las Oficinas Flexibles te permiten modificar el tamaño de tus oficinas si es necesario
Los negocios pueden requerir la necesidad de mayor o menor espacio en función de la situación económica o empresarial del momento, algo que no proporciona un alquiler tradicional.

Con las oficinas flexibles, contratas los metros necesarios. El ejemplo más común suelen ser las startups.

Éstas pueden crecer rápidamente en su primer año de vida, ampliando personal y, por tanto, requiriendo mayor dimensión para su negocio.

3. Flexibilidad en la ubicación

Existen negocios que se van desplazando por diferentes partes del país por determinados períodos de tiempo o que, requieren de espacios con determinados servicios en poco tiempo.

En tal caso, pueden contratar oficinas virtuales, manteniendo su sede en el centro de las ciudades y, cuando lo requieren alquilar un espacio.

Un ejemplo de este tipo, son las empresas de formación no reglada. Cuando reúnen a un determinado número de alumnos de una misma ubicación, como puede ser el caso de las oposiciones sanitarias, alquilan un espacio por un determinado número de horas, días o semanas.

4. Flexibilidad los servicios

No todas las empresas requieren de los mismos servicios. Por ello, con las oficinas flexibles decides qué servicios quieres utilizar: recepción de visitas y llamadas, secretariado, reenvío de paquetería, escaneados, etc.

A esto se suma que cada espacio está totalmente acondicionado para trabajar y cuenta con los servicios que toda empresa puede necesitar: climatización, conexión a Internet, mobiliario, office, zonas de descanso, personal administrativo, etc. Tú decides qué servicios requiere tu negocio.

Ventajas de una oficina flexible

Las principales ventajas de las oficinas flexibles son: 

  1. Mayor facilidad de adaptación para la empresa. 
  2. Ahorro de tiempo y dinero para el empresario. 
  3. Mayor comodidad, bienestar y movilidad para el trabajador. 
  4. Mayor productividad para la compañía. 
  5. Personalización de los espacios de trabajo. 
  6. Flexibilidad en la contratación y el tamaño de la oficina.

Desde Ibercenter apoyamos a nuestros clientes y buscamos facilitarles el trabajo a través de la flexibilidad y la diversificación de espacios que se adapten exactamente a las necesidades de cada uno de ellos. Céntrese en su negocio, nosotros nos encargamos del resto.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba
Call Now Button